Coco Oil - MTX Foods

Aceite de Coco 100% Extra Virgen [de cultivo ecológico]

El aceite de coco extra virgen COCO OIL de MTX FOODS es considerado un ingrediente de las dietas limpias y saludables, debido principalmente a su rol como alimento funcional que ha estado relacionado de cierta manera con la pérdida de peso, mejorar la salud cardiovascular, prevenir el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas en las dosis apropiadas.

Opiniones

¡Se el primero en opinar sobre él!

 

Escribe tu opinión

Los campos marcados con * son obligatorios.

Valoración general
Sabor
Solubilidad / mezcla
Digestibilidad
Efectividad
Precio / calidad
 

Precio especial*

¿Cómo comprar?

 

COCO OIL de MTX FOODS es aceite de coco extra virgen de alta calidad, obtenido de cultivos ecológicos, y que puede ser utilizado como parte de una buena alimentación y un correcto estilo de vida para traer grandes beneficios sobre la salud.

Coco Oil

¿Aceite de Coco?

El aceite de coco se produce al someter a presión la pulpa o carne blanca de esta fruta, la cual contiene más de 60% de aceite. A pesar de su nombre, el aceite de coco es una grasa que es sólida a temperatura ambiente, lo cual se debe a que

Para poder acceder al resto del contenido debes estar registrado.

contiene 92% de ácidos grasos saturados. Aunque históricamente existe la creencia que todas las grasas saturadas son grasas malas, a nivel bioquímico existen grandes diferencias entre los tipos de estos ácidos grasos que incluso pueden llegar a tener propiedades diferentes sobre la salud.

¿La química de COCO OIL?

Al nivel más básico y sencillo, las grasas están constituidas de ácidos grasos, los cuales son cadenas de átomos de carbono enlazados por enlaces sencillos o dobles y con un cierto número de átomos de hidrógeno. Las grasas saturadas no contienen dobles enlaces (insaturaciones), por lo que su geometría les permite reunirse de forma compacta y constituir así un estado sólido. Ahora bien, los ácidos grasos pueden tener diferente longitud, desde cadenas de 4 átomos de carbono hasta 22 átomos de carbono. La mayoría de los aceites están constituidos por triglicéridos de cadena larga los cuales presentan más de 12 carbonos, pero también se han caracterizado triglicéridos de cadena media (MCT) de 6-12 carbonos, tales como los que se pueden encontrar en COCO OIL de MTX FOODS. Hoy en día se conocen algunas diferencias en el metabolismo de los triglicéridos en base a su longitud, aunque se requiere más investigación para establecer algunos de sus efectos.

Para poder acceder al resto del contenido debes estar registrado.

No obstante, lo que sí está claro es la mayor temperatura de descomposición o punto de humeo que puede tener el aceite de coco con respecto a otros aceites, un aspecto fundamental a tener en cuenta al momento de realizar cocción de alimentos en medio graso e impedir así las producciones exacerbadas de acroleína, sustancia tóxica que se genera al descomponer ciertos aceites.

¿Efectos del Consumo de COCO OIL?

En comparación con los ácidos grasos de cadena larga, los MCT constituyen un componente menor en la dieta del hombre, aunque pueden llegar a tener una importante función como nutriente y regulador metabólico. De hecho, además de su rol como fuente de energía para la generación oxidativa de ATP, los MCT regulan vías anabólicas (gluconeogénesis y lipogénesis) a través de la donación de moléculas precursoras que contienen carbono y la activación de ciertas vías celulars; no obstante, algunos investigadores contemporáneos resaltan que es necesaria más investigación para describir completamente los mecanismos y efectos que presenta el consumo de MCT (Schönfeld & Wojtczak, 2016).

Entre los efectos documentados al día de hoy encontramos:

Para poder acceder al resto del contenido debes estar registrado.

- Incremento en la saciedad y reducción de la ingesta de energía, proporcionando una alternativa potencial para ayudar a mantener el balance energético (Coleman H, et al. 2016). Adicionalmente, se ha reportado un incremento en los niveles de Neuropéptido Y tras una mayor activación de la hormona Grelina en pacientes con anorexia nerviosa (Kawai K, et al. 2017).

- Reducción In Vivo de la acumulación de grasa corporal, resistencia a la insulina, respuesta inflamatoria y de la vía pro-inflamatoria NF-kB, al tiempo que se activa la vía MAPK p38 durante una dieta alta en grasa (Geng S, et al. 2016).

- Regulación positiva de la síntesis de proteínas neuronales, estabilidad sináptica y comportamiento, lo cual trae un consigo un efecto positivo en la prevención y reducción de los efectos de enfermedades neurodegenerativas (Wang & Mitchell, 2016) y una reducción de problemas gastrointestinales tras el tratamiento farmacéutico (Ohnuma T, et al. 2016).

- Mejora en la fuerza y función muscular en personas de la tercera edad al combinar su consumo con leucina y vitamina D (Abe S, et al. 2016).

- Modificación positiva de la microbiota intestinal, lo cual puede mediar el catabolismo de lípidos, gasto energético y pérdida de peso en individuos obesos (Rial S, et al. 2016). Además, se han observado un incremento en la masa magra y reducción de la grasa corporal total en la misma población (Bohl M, et al. 2017).

COCO OIL y Colesterol

Una dieta alta en grasas saturadas puede llegar a tener efectos negativos sobre la salud; no obstante, nuestro cuerpo requiere de la ingesta de una cierta cantidad de ácidos grasos saturados que, según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no deberían exceder el 10% del requerimiento calórico diario en un sujeto saludable (Vanice & Rasmussen, 2014).

Para poder acceder al resto del contenido debes estar registrado.

Ahora bien, el aceite de coco contiene principalmente ácido láurico (>40%) y ácido mirístico (±15%), cuyo consumo ha mostrado incrementar las lipoproteínas de baja (LDL) y alta intensidad HDL) simultáneamente, lo cual hace del aceite de coco una grasa saturada “menos mala” que otras fuentes utilizadas en cocina. Se debe aclarar que el aceite de coco no representa una solución mágica para los problemas cardiovasculares, ya que se debe optar por un correcto estilo de vida, realización de actividad física y buenos hábitos alimenticios.

Como se mencionó anteriormente, uno de los puntos a favor del aceite de coco es su mayor temperatura de descomposición sobre otros aceites comunes como girasol, canola, lino, entre otros. Esto permite cocinar a mayores temperaturas con una menor probabilidad de que se produzcan acroleína y formación de grasas trans por el calentamiento. Además, debemos resaltar que se recomienda cubrir las necesidades de ácidos grasos saturados (<10% del consumo energético diario) a través del consumo de fuentes naturales y evitar alimentos que contienen grasas procesadas, en donde claramente el aceite de coco representa una muy buena opción (Ravnskov U, et al. 2014).

COCO OIL y Pérdida de Grasa

El aceite de coco presenta una peculiaridad que lo destaca frente a otras fuentes naturales y es su alta concentración de triglicéridos de cadena media (MCT, Medium-Chain Triglycerides), los cuales son utilizados por nuestro cuerpo como una fuente inmediata de energía debido a que tienen una baja capacidad de almacenamiento en el tejido adiposo.

Para poder acceder al resto del contenido debes estar registrado.

Precisamente, respecto a la reducción de peso corporal, uno de los estudios más grandes y rigurosos se realizó en la Universidad de Columbia, en el cual se evaluaron 31 mujeres y hombres con sobrepeso/obesidad a los que les fue dado un consumo calórico diario entre 1500-1800 calorías con 1% de dicha ingesta proveniente de MCT o aceite de oliva. Luego de los cuatro meses del estudio, las personas que consumieron aceites de MCT tuvieron una reducción de peso corporal ±4 veces mayor que aquellos que incluyeron aceite de oliva. Al parecer la inclusión de MCT en la dieta puede llegar a ser una buena opción para mejorar la composición corporal de hombres y mujeres (Assunção ML, et al. 2009); sin embargo, hace falta más investigación al respecto y se requiere de moderación a la hora de consumir el aceite de coco, ya que 121 calorías por una cucharada es un buena cantidad de energía que debe ser usada con una buena planificación nutricional. Igualmente, otras investigaciones más recientes han mostrado efectos positivos que promueven un cambio en la composición corporal al reducir la cantidad de grasa corporal y aumentar la cantidad de masa magra (Rial S, et al. 2016; Bohl M, et al. 2017).

COCO OIL y Salud Cerebral

Existe alguna evidencia que postula el consumo de aceite de coco para la prevención, e incluso curar, la enfermedad de Alzheimer (Fernando W, 2015). La base de estas alegaciones se centra en el desbalance para oxidar la glucosa y producir así energía en el cerebro durante ciertas enfermedades neurodegenerativas, aunque es bien conocida la habilidad de

Para poder acceder al resto del contenido debes estar registrado.

metabolismo cerebral para utilizar otras fuentes de energía como son los cuerpos cetónicos. Cuando se metabolizan los MCT, presentes en el aceite de coco, se generan cuerpos cetónicos que pueden proporcionar una fuente de energía y mejorar el metabolismo del cerebro (Wang & Mitchell, 2016).

Utiliza COCO OIL de MTX FOODS como aceite de fritura o al momento de cocinar tus platos preferidos.

El aceite de coco es una excelente fuente de ácidos grasos saturados en forma de triglicéridos de cadena media que pueden ser usados para poder cumplir los requerimientos diarios en pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles, personas con estilo de vida activo y en atletas de élite o amateur. No obstante, su uso debe ser moderado, en determinadas ingestas del día y preferiblemente utilizando un aceite sin procesar o extra virgen.

El punto importante es tener en cuenta que la clave para una salud óptima son los hábitos alimenticios diarios más que un nutriente individual en sí.

 

Tus desafios, nuestro objetivo

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros que analizan el uso del mismo con la finalidad de mejorar nuestros contenidos y su experiencia como usuario.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTO